El Decreto 814 conocido por el sector de las pequeñas y medianas empresas, para favorecer las economías regionales, empieza su periodo para su puesta en vigencia.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció que el decreto que tuvo vigencias desde el 2001 hasta el 2017, y que permitía a las pymes, tomar parte de las contribuciones como crédito de IVA, se reestablecerá con cambios para su aplicación. El encuentro fue organizado por la Fundación Mediterránea, para establecer nuevas medidas y reclamos de entidades pymes y de la Unión Industrial Argentina (UIA), en cuanto a reformas fiscales.

Las operativas para este nuevo periodo en vigencia del Decreto 814, anunció Kulfas, es para la recuperación de las economías regionales y que se encuentran en operativas en un 80%.

A mediados de marzo, y en una de las primeras etapas de la pandemia en nuestro país, La Federación Económica de Santa Cruz (FESC), junto a la Cámara de la Mediana Empresa (CAME), realizaron un pedido al gobierno nacional, para instrumentar medidas adicionales a lo que respecta a lo laboral, impositivo y financiero para asistir a comercios y pymes.

Santa Cruz fue unas de las nueve provincias que formó parte de un encuentro por videoconferencia con el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas de (Enargas) Federico Bernal, a mediados del mes de mayo, para tender al diálogo y recuperación de las pequeñas y medianas empresas, con la creación de una Comisión de Usuarios Pyme. De esta manera considerar a la energía como insumo productivo, y recuperar el cierre de las pequeñas y medianas empresas que se vienen registrando en los últimos periodos.

Así anunció Matías Kulfas, que, desde el gobierno nacional, se va estar lanzando un paquete de ayuda para parques industriales y tecnológicos, con beneficios en aportes no reembolsables y financiamientos en los predios donde operan las distintas empresas.